Preparar los AAFF

Posted by on Ene 18, 2016 in Sin categoría
Preparar los AAFF

Muchas veces me preguntan en qué formato y a qué medida necesitamos el archivo que vamos a producir. Bien, hay XXX puntos a tener en cuenta cuando queremos preparar los artes finales y enviarlos al impresor.

En nuestro caso, impresión digital en gran formato, las “reglas” son fáciles. El único hándicap a tener en cuenta es el tamaño de la imagen. Si bien es cierto que pocas veces nos encontramos con dificultades a este respecto sí que sucede que la imagen no tiene la suficiente resolución para la medida deseada, pero ahora entraremos en eso.

 

¿RGB o CMYK?

Tradicionalmente se trabajaba en CMYK (cyan, magenta, amarillo y negro) por defecto por costumbre al entorno offset. Actualmente, en el caso de la impresión digital, acostumbramos a trabajar en RGB, por lo que si estas construyendo con una imagen en CMYK puedes pasarla a RGB tranquilamente y de paso reducir unas Mb.

 

RESOLUCIÓN

Resumiendo y para hacerlo fácil, a 150 pixeles por pulgada tenemos la resolución ideal. Pero tener en cuenta que esta resolución debe estar aplicada a una imagen en su tamaño real de producción. Y no, no vale tener la imagen a medida pero a 72dpi’s para luego añadirle los 150dpi’s. Lo que conseguimos así es “falsear” el resultado y creedme, se nota. En casos de duda hacer lo que digo siempre, enviar la imagen a vuestro proveedor para que os asesore.

 

TEXTOS

Los textos, cundo enviáis archivos en AI o ID, acostumbraros siempre a convertirlos en curvas. Esto evita problemas con las tipografías. Muchas veces enviáis el archivo en abierto con su carpeta de tipografías y el archivo con el texto en vectores. Esto está bien pero pensad que, a no ser que tengamos que manipular alguna cosa, siempre utilizamos el último para evitar incidencias.

 

FORMATO

El formato más seguro es el PDF, evitando que al generarlo se comprima o varíe la resolución. Es un formato cerrado que ofrece muchas garantías. Sí que es cierto que en algunos casos se puede editar si fuera necesario. Otro formato es el JPG, el típico para imágenes, o en casos de imágenes muy pesadas el PSB. Todos ellos aceptables. Esto no quiere decir que existan dificultades si enviáis archivos en AI, ID, Corel,… actualmente todos los impresores trabajan con estos programas, pero al estar “abiertos” y con todos sus elementos móviles podría ocasionar algún problema con las fuentes o la vinculación de imágenes.

 

SANGRADO

Por norma general, dejar sangre, es decir margen lateral perimetral con imagen sobrante. Esto ayuda al corte y la manipulación. Por ejemplo, si realizamos una lona la costumbre es entregarla con una costura perimetral y siempre queda mejor si la imagen no acaba justo en la doblez sino que se oculta detrás, o si tenemos que rotular con vinilo un plafón siempre queda mejor forrar los laterales con imagen. Y preguntaréis ¿Cuánta sangre debo dejar? Pues al igual que offset dejáis 3mm, en gran formato dejad mínimo 2cm para ir sobre seguro.

 

En resumen:

  • RGB
  • 150 pixeles por pulgada a tamaño final.
  • Textos convertidos a curvas (vectores).
  • En formato PDF (si es posible).
  • Añadir sangre.

 

Y recordad, buscar el asesoramiento.

Xavier Moreno

Leave a Reply